Edificio Birmann 24 se convierte en el primer edificio chileno con certificación LEED O&M

Birmann0307

Compartir

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someone

La sustentabilidad inmobiliaria en Chile marcó un nuevo hito en su historia luego que el Edificio Birmann 24 obtuviera la primera Certificación LEED en su modalidad O&M (Operación y Mantención) v4, sello que se adjudicó con la asesoría de Efizity -consultora en eficiencia energética- y que abre la posibilidad a otros edificios ya existentes de Chile para que revaloricen su potencial inmobiliario con esta importante certificación.

“Creemos que uno de los principales atractivos de este sello es que actualiza el valor inmobiliario de edificios ya existentes, elevando sus estándares de eficiencia y sustentabilidad, a veces a niveles que superan los de edificaciones nuevas. En este caso se trata de un edificio en funcionamiento desde el año 1999, perteneciente Grupo Patio y administrado por la empresa Realsa, cuya baja intensidad de uso de energía anual (130 kWh/m2) le otorgó una clasificación de 87% en el ranking Portfolio Manager de ENERGY STAR”, afirma José Antonio Kovacevic, gerente green building de Efizity.

José Antonio participó en un seminario en línea organizado por el Green Building Council, titulado “Casos de Estudio de Proyectos Sustentable”, donde expuso algunas de las soluciones que permitieron al edificio Birmann 24 ganarse esta histórica certificación, entre ellas la renovación de sistemas de climatización e iluminación, así como la periodicidad de mantenimiento de los mismos, dos herramientas que optimizaron su consumo energético.

Respecto al consumo de agua, sostiene que actualmente la edificación “cuenta con un sistema de sub-medición por tipo de consumo, además de contar con artefactos y griferías de bajo consumo, los que permitieron alcanzar un 32% de ahorro respecto a la línea base”. En cuanto a la confortabilidad el recinto, las altas tasas de inyección de aire fresco y la renovación periódica de los filtros de aire, contribuyen a la calidad del aire en el interior. También favoreció su ubicación -a pasos del metro Tobalaba- que promueve acceso en medios de transporte públicos y alternativos; esto fue confirmado por medio de una encuesta y demostrando que un 54% de los usuario del edificio utilizan transporte público.

“Esta certificación es aplicable para edificios que cuenten al menos con un año de operación en circunstancias “normales” (con porcentaje de ocupación idealmente sobre el 70%). Además deben ser edificios que cuenten con un equipo a cargo de la operación y mantención que conozca bien el edificio y tenga la documentación sobre las últimas mantenciones y secuencias de operación al día, así como planimetría del edificio”.

uv flatbed printer for sale